Agua Ultrapura

AGUA ULTRAPURA

Uno de los reactivos más comunes y considerado como disolvente universal es el agua, por lo tanto es de suma importancia cuidar su pureza. El mantener un control sistemático  de la pureza o calidad del agua para uso en el laboratorio se promueve la eliminación de sesgo en los resultados, se evitan interferencias o reacciones colaterales y se aumenta así la confiabilidad en dichos resultados.

El agua está compuesta por sales de calcio y magnesio, las cuales aportan dureza, también contiene otras sustancias como hierro, sílice, manganeso, cloruros, sulfatos, sodio y otros materiales en suspensión. La dureza del agua es un factor que limita su uso en determinados procesos, es importante el conocimiento del contenido de calcio y magnesio, por la propiedad que tienen de producir incrustaciones. Varios son los métodos utilizados en el tratamiento de las aguas y el empleo de cada uno de ellos depende del objetivo que se persiga con el agua tratada.

En la actualidad los laboratorios que usan agua, tienen establecidos requisitos de calidad o pureza, así como métodos de producción y análisis de agua donde deben establecerse los procesos para su purificación. Este trabajo presenta los requisitos necesarios del agua para el uso en laboratorios, partiendo de las características establecidas por reconocidas instituciones u organismos internacionales.

Tipo de agua ultrapura según ASTM 1193:2001

El agua ultrapura es considerada según la ASTM 1193:2001 como Tipo I, que es usada para procedimiento que requieren de máxima exactitud y precisión; tales como espectrometría atómica, fotometría de llama, enzimología, gas en la sangre, soluciones buffer de referencia y reconstitución de materiales liofilizados usados como estándares. El agua Tipo I, debe seleccionarse siempre que en la prueba sea esencial un nivel mínimo de componentes ionizados o cuando se preparan soluciones para análisis de rastreo de metales.

 

Definición de la calidad del  agua

Están definidos los diferentes niveles de pureza del agua en función de los parámetros, tales como conductividad eléctrica, resistividad, contenido de carbono, oxígeno o sílice; donde se presenta la clasificación del agua de acuerdo a sus características fisicoquímicas.

 

 

Purificación de agua.

Existen diferentes calidades de agua y diversas necesidades en función de su uso. En la purificación existen distintos procesos para eliminar las impurezas; entre los más importantes se encuentran:

• Filtración.

• Ultrafiltración.

• Destilación.

• Osmosis Inversa.

• Adsorción con carbón activado.

• Desionización.

 

Tratamiento de agua para obtener agua de alta pureza según  ASTM 1193: 2001

El agua ultrapura (tipo I), no se puede obtener con un solo proceso de purificación, es necesaria la combinación de más de uno de ellos, para lograr la calidad deseada de acuerdo a sus características fisicoquímicas. Como complemento se requiere de un tratamiento continuo y reiterativo para preservar e incrementar su calidad.

Ejemplo: Esto se puede lograr, filtrando el agua de la red de suministro en filtros de sedimentos y de carbón activado, para eliminar partículas y el cloro residual. Esta agua pasa a una unidad de ósmosis inversa donde se eliminan las sales disueltas con una eficiencia de un (95 a 98) %. La remoción de sales por una membrana de ósmosis inversa no es suficiente si el agua que se pretende es de Tipo I, por lo que el producto de la ósmosis pasa a un lecho mixto de resinas catiónicas/aniónicas, mezcladas entre si en forma tal que los equivalentes de cada resina son los mismos

 

Contactenos

Oficina Principal : Av. Las Flores De Primavera Nª350, SJL Lima-Peru

Telefonos: 01 637-8103 / 01 637-8106

Sucursal Tarapoto: Av.Via de Evitamiento Nº 705 (Ref.Cdra7)

Telefono: 042-529620